RATA BLANCA EN MEXICO: ECOS DEL VIVE CUERVO SALí’N

ratita.jpg

Pues, tal y como lo habí­amos anunciado, el pasado 2 de Diciembre el grupo argentino Rata Blanca, cerrarí­a su gira La Llave de la Puerta Secreta en nuestro paí­s, presentándose en el Vive Cuervo Salón (antes Salón 21). La información que presentamos en el post anterior, anunciando el concierto, era en realidad el boletí­n de prensa que se mando a los medios, en donde se hablaba que, además de Anabantha, el otro grupo abridor serí­a Psicofoní¬a, por esa razón, encabezamos la nota con el cartel del evento pues, en realidad los otros alternantes serí­an nuestros amigos de Exsecror Vecordia, quienes ya habí­an acompañado a Rata Blanca en otras fechas de su gira por México.

El concierto empezarí­a con una puntualidad sorprendente.

Los encargados de abrir la velada serí­a precisamente La Vecordia, toda una novedad para la mayorí­a del público asistente, pues es raro que un ensamble como este, se presente con bandas de un corte mas comercial, y pese a todo, fueron recibidos de buena manera, sorprendiendo a mas de uno por su calidad interpretativa, ¡un gran grupo!.

El turno de Duan Marie al frente de Anabantha llegarí­a con gran algarabí­a por parte del público asistente, quienes ya identifican a esta banda como uno de los máximos exponentes del metal gótico en nuestro paí­s. El set de la banda serí­a demasiado corto, tan así­ que ni siquiera tocarí­an sus temas más representativos, pero aún así­, dejarí­an un gran sabor de boca en el público, refrendando su gusto en quienes ya los conocí­an y, haciéndose de nuevos adeptos a la envolvente voz de Marie.

Tras un prolongado break, enmarcado por los cantos panboleros de ” ¡Oe, oe, oe, oee, Rataa Blancaa!”, el esperado grupo harí­a acto de presencia; las pantallas laterales dejaban descansar sus anuncios intermitentes para   proyectar las imágenes de La Llave de la Puerta Secreta, Rata Blanca iniciaba su ataque sonoro de manera bastante efectiva. Con un recorrido musical a través de sus  tres lustros  de trayectoria, pero acentuándose en los temas del disco de la gira. Adrián Barilari comprobarí­a una vez mas que es uno de los mejores hombres frontales del rock hispanoamericano y Walter Giardino el porque es considerado por muchos como un Dios latino de la guitarra. Tenemos cerca de tres décadas siguiendo a Rata Blanca desde su primera visita a nuestro paí­s, y con sus diferentes alineaciones y siempre han demostrado el mismo entusiasmo y la misma fuerza, aunque, en definitiva, la dupla Giardino-Barilari es un equipo insuperable. Es increí­ble que la gira de un disco se prolongue por casi tres años, pero el caso de La Llave es ese, así­ que Barilari anunciarí­a que el concierto estaba siendo grabado para salir como un disco el próximo año, como agradecimiento a sus seguidores mexicanos, incendiado el ambiente de manera inmediata. Tras un extraordinario solo de Giardino, Barilari regresarí­a al escenario con un enojo evidente, acto seguido anunciarí­a que la grabación habí­a sido cancelada por problemas con la organización, la rechifla no se harí­a esperar, el publico harí­a notar también su molestia pero la entrega de la banda harí­a que el concierto volviera a su cauce , recuperando el entusiasmo tanto del publico como del grupo. El concierto terminarí­a tras cerca de dos horas, las 11 en punto marcaban la despedida de Rata Blanca del publico mexicano en este 2007, Barilari prometerí­a regresar con nuevo material para el próximo año, y realizar una grabación en vivo, con DVD incluido, de sus presentaciones en México (hace aproximadamente una década se grabarí­a un concierto por el rumbo de San íngel que jamás saldrí­a a la venta), el publico saldrí­a satisfecho del recital, y la banda se despedirí­a agradecida.

Probablemente, el ahora Vive Cuervo Salón haya sido una mala elección para cerrar la gira en el D.F., pues, aún contando con excelentes instalaciones, es un lugar situado en medio de la nada para los verdaderos seguidores de Rata Blanca, el enorme recinto albergarí­a a menos del millar de personas, entre fans from hell, novatos y curiosos que presenciaban por primera vez la actuación del grupo argentino, nada para un concierto que se suponí­a masivo. Probablemente   El Circo Volador hubiera funcionado mejor, pues es un recinto en donde Rata Blanca se ha presentado   con gran aceptación, otra opción serí­a El Rayo, pero sin las acostumbradas 20 bandas teloneras que suelen meter en el lugar. Seguramente, cualquiera de estos dos foros hubiera atraí­do mucho más gente que el recinto de Andromaco. De cualquier modo, el concierto serí­a de primer nivel, lo único malo serí­a que las masas seguidoras del roedor albino, no se descuelgan hasta la zona de Polanco por más que les guste el grupo. Esperamos que para la próxima visita, Rata Blanca se presente en un lugar más accesible, en donde su público pueda apoyarlos.
 

  • Trackback are closed
  • Comentarios (1)
  1. aguante la rataaaa , son los mejores, felises 20 años, quiero el disco nuevo yaaaaaa, no mass discos en vivooo, yo tengo como 10 shows de ustedes en vivo , ¡¡ quiero temasss nuevoss!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: